Hepatitis

La hepatitis es un virus serio que puede atacar el hígado. El hígado es el motor de tu cuerpo. sin él, morirías. Los tipos de virus de la hepatitis más comunes son la hepatitis A, hepatitis B y hepatitis C. La hepatitis D y E son menos comunes. Cada virus es diferente.

    • La hepatitis A:La hepatitis A (HAV siglas en inglés), se transmite (se pasa) por contacto con agua o comida contaminada con materia fecal (“caca”o “pupu”) de una persona infectada. también se transmite por contacto de boca con el ano de una persona infectada. Un bebe también puede infectarse durante el parto, al entrar en contacto con heces fecales de la madre.
    • La hepatitis B: La hepatitis B se transmite a través del sexo y por compartir agujas que se inyectan u otro equipo que se usa para inyectarse drogas o medicinas como la jeringa, el algodón contaminado y lo que se usa para cocinar la droga. La hepatitis B vive en los líquidos del cuerpo como la sangre, el semen (liquido que sale del pene) y las secreciones vaginales (liquido en la vagina de la mujer).
    • La hepatitis C: La hepatitis C también se transmite por compartir jeringas o agujas utilizadas para el uso de drogas o medicinas pero también se puede transmitir (pasar) por la actividad sexual. La hepatitis C generalmente se encuentra en la sangre de una persona infectada. Hay 4 millones de Norteamericanos infectados con la hepatitis C, (este es un numero bastante alto si se compara con el millón de Norteamericanos que actualmente están infectados con el VIH (virus que causa SIDA.) en comparación se estima que casi 1 millón de Norteamericanos están infectados con el VIH.

A diferencia de la hepatitis A, las hepatitis B y C pueden permanecer en el cuerpo por mucho tiempo, quizás por toda una vida y llegar a causar enfermedades serias del hígado.

  • La hepatitis E: La hepatitis E se transmite por el contacto de la boca con las heces (caca o pupu). Generalmente esto ocurre por agua contaminada y por condiciones sucias. Contrario a la hepatitis A, la transmisión de la hepatitis E de persona a persona (como por el contacto de boca a ano) no es común.

Algunos de los tipos de hepatitis se transmiten sexualmente. Y la transmisión dependerá de las diferentes actividades sexuales. La transmisión por sexo es más común en la hepatitis B, pero la hepatitis A y C también pueden transmitirse por contacto sexual.

Síntomas de Hepatitis

Cuando la hepatitis daña las células del hígado, se forma piel con cicatrices y esas células ya no pueden funcionar. Con menos células saludables en el hígado, se empiezan a ver síntomas en el cuerpo desde leves (como cansancio) a más severos (como confusión mental).

Con la hepatitis A, la mayoría de niños mayores y adultos desarrollan síntomas. Con la hepatitis B, muchos adultos tienen pocos o ningún síntoma; de ocurrir pueden parecerse a los de la influenza. La mayoría de las personas con la hepatitis C no tienen síntomas.

Los síntomas de la hepatitis, si aparecen, incluyen piel y ojos amarillos, hinchazón o dolor del estómago (panza), debilidad de los músculos, dolor de las coyunturas (“joints” en inglés), salpullidos o artritis, nausea o vómitos, pipí oscuro, pérdida de apetito, fiebre, y cansancio. Algunas veces no hay síntomas visibles pero sí hay pruebas que tu médico te puede hacer para saber si tienes uno de los virus de la hepatitis.

Pruebas para la Hepatitis

  • Hepatitis A: hoy en día hay tres tipos de pruebas de sangre. La hepatitis A se puede detectar (encontrar) en una prueba hasta seis meses desde el momento en que aparecen los síntomas por primera vez. Después de ese tiempo, los anticuerpos, o sea lo que busca la prueba, ya no podrá ser encontrado.
  • Hepatitis B: Te puede decir tu médico o enfermera si la tienes haciéndote una prueba de sangre. Hay pruebas especiales que determinan si una persona tiene hepatitis aguda (poco tiempo) o crónica (mucho tiempo). Ya que la hepatitis B toma entre 3 semanas y 2 meses para ser detectada en la sangre, pueden tomar hasta 2 meses para recibir una prueba confiable.
  • Hepatitis C: Hay varias pruebas de sangre que se le pueden hacer a una persona para saber si tiene el virus. Si tu crees que te has expuesto o te has infectado con la hepatitis C, habla con tu médico o enfermera. El o ella mandará a que te hagan una prueba o una combinación de pruebas. Tu y tu médico pueden hablar sobre si tu/s pareja/s debe/n hacerse una prueba de la hepatitis C. Las pruebas buscarán por anticuerpos del virus de la hepatitis. La mayoría de las personas con la hepatitis C desarrollarán anticuerpos (parte de la respuesta del sistema inmunológico de una persona) dentro de 6 meses, el promedio es entre 8 a 9 semanas después de la infección. pero puede tomar hasta 12 meses.
  • Hepatitis D: Tu médico te puede hacer una prueba de sangre.
  • Hepatitis E: No hay pruebas de sangre a la venta para detectar la hepatitis E. Sin embargo, a través de laboratorios de investigación, se consiguen pruebas que pueden diagnosticar la hepatitis E. Habla con tu médico sobre esta prueba si crees que te has expuesto.

Tratamiento para la Hepatitis

Aunque no hay una cura total para la hepatitis, las pastillas o inyecciones algunas veces pueden tratar los síntomas.

Prevención de la Hepatitis

Las hepatitis A y B se previenen con una vacuna. Hoy en día no hay vacunas para las hepatitis C o E. Debido a que la hepatitis D solo infecta a las personas con la hepatitis B, la vacuna para la hepatitis B también previene la hepatitis D.

Back to Top