La Enfermedad Inflamatoria Pélvica

La enfermedad inflamatoria pélvica (EIP, o PID por sus siglas en inglés) es una infección de los ovarios, las trompas de Falopio, el cérvix y el útero; que son parte del sistema reproductivo de la mujer (para poder tener bebés).

EIP normalmente ocurre cuando una enfermedad transmitida sexualmente como la clamidia o gonorrea no se trata y cura.

Las mujeres casi nunca tienen síntomas y si los tienen son muy leves (casi no se notan). Los síntomas más comunes son dolores como los de la menstruación, sensibilidad en la pelvis o parte baja del abdomen (la panza o barriga). Otros síntomas posibles pueden ser sangre entre periodos de la menstruación, más liquido vaginal o algo diferente en éste, dolor durante el sexo, nausea y/o vómitos, y fiebre.

La EIP es peligrosa porque puede causar cicatrices en las trompas de Falopio, que que pueden llevar a otros problemas como la infertilidad (no poder tener bebés) o un embarazo ectopico (cuando un feto crece fuera del útero como dentro de las trompas de Falopio). Además, la EIP puede causar dolor permanente en el área pélvica.

La EIP puede aparecer desde varios días o varios meses después de la infección con una enfermedad transmitida sexualmente–normalmente la clamidia y la gonorrea son las enfermedades que pueden llegar a causar la PID.

Si se nota temprano, la EIP puede ser tratada y curada con antibióticos. Casos más serios requieren que la mujer este en un hospital.

Back to Top