Prevención

Hay muchas cosas que puedes hacer para reducir su riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual (ETS).

  • Abstinencia. La abstinencia significa que usted no tiene ningún tipo de relación sexual con otra persona. Alguien que elige la abstinencia pueden tener sentimientos sexuales, pero elige no tener relaciones sexuales con otros – no tener sexo oral, vaginal o anal de cualquier tipo. Alguien que practica la abstinencia sexual no corre ningún riesgo de contraer una ETS o tener un embarazo no deseado. Usted tiene el derecho de elegir la abstinencia y cualquier socio que no respeta sus deseos no puede ser el mejor socio para usted.
  • Relaciones sexuales monógamas con parejas no infectadas. (Si la persona es sexualmente activa se le recomienda tomar precauciones seguras, para eliminar o reducir la posibilidad de infección con el VIH y otras ETS.)
  • El uso de barreras protectoras, incluyendo el uso correcto y consistente de condones de látex durante el contacto vaginal, anal o de boca – a pene y posiblemente a través del uso de barreras contra la humedad durante otros tipos de sexo oral.
  • Vacunación Actualmente hay vacunas para proteger contra dos ETS–el papilomavirus humano (PVH) y la hepatitis B. La vacuna contra la hepatitis B puede proteger contra la infección viral de hepatitis B. Hay dos vacunas disponibles contra el PVH. Uno de ellos protege contra los tipos del PVH asociados con el cáncer de cuello uterino y el otro protege contra los tipos asociados con el cáncer de cuello uterino y los tipos asociados con las verrugas genitales. Buscar lugares en su área donde vacunarse contra el PVH y el hepatitis B.
  • Comunicación Habla con tu pareja (s) acerca de las ETS, salud sexual y la prevención antes de la actividad sexual. La comunicación abierta fomenta la confianza y el respeto y es un aspecto clave de la reducción de los riesgos de las ETS. Además, no tiene miedo de hablar honestamente con tu médico acerca de tus prácticas sexuales o de preguntar acerca de las pruebas de ETS, incluyendo la determinación de que las ETS le han hecho la prueba – y que no ha sido.
  • Hazte la prueba La única manera de saber si tú o tu pareja tiene una ETS es haciéndote la prueba. Hazte la prueba y pedir a tus parejas sexuales a hacerse la prueba antes de empezar a tener relaciones sexuales.
  • Evita el alcohol y uso de drogas recreativas. Evitar el alcohol y el uso de drogas reduce el riesgo de contraer una ETS, que tiene un embarazo no deseado, o ser forzado a tener relaciones sexuales. Los efectos de las drogas y el alcohol pueden hacer que no pienses claramente, y claro que esto incluye que quizás no podrás tomar buenas decisiones sobre el sexo. En lo que estás bajo la influencia de las drogas y el alcohol es muy fácil tomar decisiones de las cuales después te vas arrepentir. Y hasta peor, hay personas que usan los efectos del alcohol y otras drogas para forzarte a tener sexo.La violación por un conocido (alguien que conoces te fuerza a tener sexo) y las drogas que se usan para violar a alguien, hacen que las situaciones cuando se está tomando alcohol puedan llegar al sexo. Estas situaciones pueden ser muy peligrosas, especialmente, pero no solo para, las muchachas jóvenes. Si te quedas dormido/a en una fiesta por la borrachera, es posible que alguien se aproveche de ti durante la noche. Hay una droga que se usa para violar a alguien llamada GHB. Estas pastillas también son conocidas como “roofies” y normalmente se mezclan en una bebida. La GHB hace posible que una persona tenga sexo contigo sin que tu lo quieras.

RECUERDA: Si a ti te han lastimado sexualmente, NO es tu culpa. NO te debes sentir culpable o con pena. Si te han lastimado, puede llamar a La Línea de Ayuda Nacional Online del Asalto Sexual (800-656-4673 o online). La Línea de Ayuda Online ofrece apoyo gratuito las 24 horas al día, 7 días por semana para los sobrevivientes de la violencia sexual y sus seres queridos. Además puede halar con alguien en quien confías como un/a amigo/a o un padre.

Back to Top