Pruebas y tratamiento

La mayoría de las personas que tienen una enfermedad transmitida sexualmente (ETS) no tienen síntomas. La única manera de saber con seguridad si tienes una infección es haciéndote una prueba con un médico o en una clínica.

Si te infectas, los síntomas pueden aparecer enseguida o puede que no tengas síntomas por unas semanas, meses o hasta años. Puede que los síntomas aparezcan y luego desaparezcan otra vez. Aunque los síntomas desaparezcan, igual puedes infectar a otras personas si tienes sexo con ellas.

Pruebas para las ETS

Para ver si tienes una ETS, el médico o la enfermera tal vez necesitará que orines en un vasito. Ellos pueden darse cuenta de mucha información importante al buscar por ciertos organismos en tu orina. Los médicos pueden decirte si tienes algunas ETS mojando un palito de algodón con las secreciones vaginales (liquido que sale de la vagina) y mirando al palito debajo de un microscopio. Los médicos pueden decirte si tienes otras ETS, como el herpes, sacando liquido de las pequeñas ampollas y lesiones. Otras veces, te sacarán sangre para examinarte. Pregunta qué tipo de prueba te harán.

Si te sientes nervioso/a de hacerte una prueba de ETS, respira profundo varias veces y trata de relajarte. Puedes sentirte apenado/a de que un médico o una enfermera vea tus genitales (pene, vagina o ano) pero piensa que las pruebas normalmente se hacen rápido. También recuerda que las enfermeras y los médicos están ahí para ayudarte y que hacen este tipo de prueba muchas veces.

Para buscar un sitio de prueba cerca de usted, puede visitar el sitio web de los Centros para el Control y Prevencion de Enfermedades (CDC) aquí.

Tratamiento

Si la prueba sale positivo, es importante recordar que hay diferentes tipos de tratamientos que se dan para cada tipo de ETS. Para tratar algunas enfermedades, se toman pastillas o se da una inyección para matar al organismo o germen que causa la ETS. Algunas ETS son virus y no se pueden curar, pero los tratamientos ayudan con los síntomas y pueden reducir mayores daños a tu cuerpo. Los tratamientos para los virus incluyen pastillas o pildoras, cremas, congelar o quemar el área infectada, o una operación.

Puntos Que Ayudan en el Tratamiento de ETS

  • Tómate TODOS los medicamentos que te den aunque te empieces a sentir mejor antes de que se te acabe la medicina.
  • Habla con tu médico o enfermera sobre cuándo puedes volver a tener sexo otra vez sin riesgo de infectar a tu pareja. Recuerda que si infectas a tu pareja, él o ella te puede volver a infectarte.
  • Nunca tomes la medicina de otra persona, ni des de la tuya a otros. Nunca compartas tus medicinas recetadas por un médico con otra persona. * Regresa a la clínica para que te hagan más pruebas si así te lo pide el médico o la enfermera.
  • Dile a las personas con quien has tenido sexo que supiste que tienes una ETS y que ellos deben hacerse una prueba.

Back to Top