Verrugas Genitales

El VPH y las verrugas genitales son normalmente transmitidas por contacto directo de piel a piel durante el sexo vaginal, oral o anal con una pareja que tiene el virus. Una persona puede que no sepa enseguida o hasta nunca, si se ha infectado con el VPH. Las verrugas genitales no siempre aparecen enseguida. Y a muchas personas que tienen el VPH nunca les aparecen las verrugas ni ningún cambio de las células en el cérvix o el ano. Es diferente para cada persona.

Los tipos de VPH que causan verrugas que parecen coliflores o son elevadas no son los mismos tipos de VPH que causan cáncer del cuello uterino, el pene o el ano.

Síntomas

Las verrugas genitales parecen granitos sin pus (como un “ojo de pescado”) visibles en el área genital. Algunas personas podrán ver las verrugas:

  • Dentro de varias semanas después de tener sexo con una persona con el VPH
  • Dentro de varios meses después de tener sexo con una persona con el VPH (está es la situación más común)
  • Dentro de varios años después de tener sexo con una persona con el VPH
  • NUNCA (y puede que nunca sepan que tienen el VPH)

Ya que es posible que las verrugas genitales no aparezcan hasta semanas, meses o años después de la infección, puede ser difícil saber exactamente cuándo te infectaste con el virus y quién te lo pasó. RECUERDA: El VPH y las verrugas genitales son muy comunes. El VPH es la enfermedad transmitida sexualmente más común en los Estados Unidos.

Las verrugas pueden ser:

  • Planas y lisas en la piel
  • Elevadas como un “ojo de pescado”
  • Solamente una verruga
  • Muchas verrugas en la misma area
  • Pequeñas o grandes

Diagnóstico

Las verrugas genitales y otra piel anormal se diagnostican cuando un médico o enfermera usa una solución de vinagre en los genitales (puede arder un poco). La solución de vinagre hace que la piel se vea blanca y se vean las verrugas o la piel anormal más fácilmente. No se puede confiar en esta prueba totalmente ya que otras infecciones o irritaciones de la piel se pueden parecer a los síntomas del VPH.

El médico o la enfermera puede usar una lupa especial para ampliar (que se vea más grande) el área y ver mejor las verrugas o la infección cervical-esto NO es una prueba del VPH, pero ayuda a buscarlo.

Tratamiento

A algunas personas nunca les molestan las verrugas y nunca necesitan tratamiento. Algunas veces el sistema inmunológico (las defensas del cuerpo) controlan la infección del VPH y las verrugas genitales quizás se quiten solas. Cuando tu médico o enfermera están tratando de decidir cuál tratamiento usarán, consideraran el tamaño, dónde está y cuantas verrugas tienes, cualquier cambio en las verrugas, tu preferencia como paciente, costo del tratamiento, conveniencia, efectos negativos y su propia experiencia con los tratamientos.

**CUIDADO: NUNCA TRATES LAS VERRUGAS GENITALES CON MEDICINAS NO RECETADAS POR UN MÉDICO. LAS QUE SE COMPRAN EN UNA TIENDA ESTÁN DISEÑADAS PARA LAS VERRUGAS EN LAS MANOS Y LOS PIES. PUEDEN HACERTE DAÑO SI APLICAS ESTA MEDICINA EN TUS GENITALES.**

Si las verrugas genitales te pican, arden o sangran, o simplemente quieres hacer lo que puedas por quitártelas, hay varias maneras de tratarlas.

  • El Podofilox® es un líquido o gel que se pone el mismo paciente en su casa para tratar las verrugas genitales externas (no dentro del cuerpo). Es barato y sin peligro y es fácil de usar. Solamente lo puede recetar un médico.
  • La crema Imiquimod® se la pone el mismo paciente en su casa para tratar las verrugas genitales externas (no dentro del cuerpo) y verrugas cerca del ano (trasero). No hay peligro en usarla, es efectiva y fácil de usar. La crema no irrita la piel y no causa cicatrices como otros tratamientos. Solamente la puede recetar un médico.
  • La crioterapia (congelar la verruga con nitrógeno en liquido) es relativamente barata, pero la debe hacer un médico o enfermera especialmente entrenado.
  • Acido tricloroacético (TCA) es otra química aplicada en la verruga por un médico o enfermera.
  • Terapia de láser (usar una luz intensa para destruir las verrugas) o cirugía (cortar las verrugas) tienen la ventaja de que las verrugas se quiten en una visita al médico. Sin embargo, estos tratamientos pueden ser caros y el médico debe estar muy bien entrenado en estos métodos.
  • La medicina interferón es usada algunas veces pero tratamientos más baratos funcionan igual con menos efectos secundarios (negativos).

Si estás embarazada o piensas que puedes estarlo, dile a tu médico o enfermera para que elijan un tratamiento que no te haga daño ni a ti, ni a tu bebé.

Algunas cosas que se deben pensar antes de recibir cualquier tratamiento para las verrugas genitales. Pregúntale a tu médico o enfermera que te cuente sobre el tratamiento incluyendo cuanto cuesta y los beneficios del tratamiento. Evita tratamientos que causen efectos secundarios malos o cicatrices. Asegura que sepas qué hacer después del tratamiento, si tienes picazón, ardor o dolor, y cuándo debes regresar a la oficina o clínica. Y ten paciencia–a la mayoría de las personas se les tienen que hacer el tratamiento más de una vez o tu médico o enfermera tendrán que probar más de un tratamiento.

Algunos médicos o enfermeras te dirán que no tengas sexo durante el tratamiento. Esto es para proteger el área de la piel siendo tratada y ayudarla a que se cure.

Ninguno de los tratamientos listados arriba es una cura para el PVH (aunque el tratamiento de las verrugas puede ayudar a estimular al sistema inmunológico a luchar contra las verrugas), y las verrugas pueden regresar hasta meses después del tratamiento. En algunos casos las verrugas pueden regresar años después, pero eso no pasa mucho. Es difícil saber si las verrugas que vuelven a aparecer son las verrugas anteriores que regresan o un caso nuevo. En la mayoría de los casos, las verrugas nunca regresan.

Back to Top