Hablando con una pareja

La comunicación es necesaria a lo largo de una relación desde el comienzo hasta el final. No importa cuanto tiempo tu y tu pareja han estado juntos el mantener la comunicación sobre las expectativas sexuales, deseos y necesidades es esencial.

Cuando una relación es nueva, podemos sentir nervios al compartir detalles íntimos sexuales porque esta nueva persona nos gusta. A medida de que la relación se desarrolla, es posible que te atrevas a dar tu opinión para no herir los sentimientos de la pareja. Tal vez asumimos que nuestros intereses no cambian pero recuerda que lo que te gusto hace diez años, hace un mes o incluso hace 5 minutos tal vez ya no te guste ahora!

Aunque puede dar miedo hablar de sexo, también puede ser increíblemente sexy e incluso si ambos tienen la ropa puesta. Muchas personas creen que es un descaro el hablar de sexo y que su pareja lo va a despreciar pero lo mas probable es que tu pareja este pasando por lo mismo! Es normal sentirse nervioso.

couple_bedRecuerde: es una buena idea hablar sobre cualquier tema sexual antes del acto sexual pero esto es especialmente importante para los temas que requieren de habilidades de pensamiento lógico al igual que conversaciones sobre el sexo mas seguro. La mayoría de nosotros no actuamos racionalmente en el calor del momento. Piensa en tus límites antes de tiempo y habla con tu pareja cuando no se encuentren actualmente en un estado de ánimo sexual. Si están en la cama o en el asiento trasero del coche es menos probable la decisión de usar un condón y también si su pareja tiene un pensar diferente al suyo. Tener la conversación antes de que usted y su pareja se encuentren en la situación sexual hace que sea más probable actuar capazmente de acuerdo a sus propios límites y preferencias.

Otras conversaciones pueden incluir mejorar la experiencia sexual. El decirle a alguien como te sientes cuando te toca en ese lugar en específico o de cierta manera, con lo que tú quieres hacer, compartiendo una fantasía sexual por ejemplo son cosas de las cuales puedes dialogar para hacer la experiencia más placentera para ambos.

Aunque es importante decir “no” a algo que es incómodo o doloroso, recuerde que debes ser positivo acerca de lo que te gusta y dirigir a tu pareja de manera que le permite saber específicamente lo que te gusta. Aquí le enseñamos varios ejemplos:

“Me gusta cuando me tocas así.”
“Me pongo caliente cuando me muerdes el cuello.”
“Mi clítoris/pene es sensible para que me toques de esta manera ahora mismo. ¿Me podrías tocar así?” (Y entonces demostrarle a su pareja donde desea ser tocado/a)
“Me excita oírte gemir de esa manera.”

Back to Top