Hablando con sus Hijos

¿Se siente bien su hijo/a con que hablen sobre la sexualidad? SI la respuesta es no, ¿ha pensado quien le contestara las preguntas a su hijo/a? Solamente usted puede decirle a su hijo/a que está bien que ellos/as le hagan preguntas y que usted está accesible.

Aquí tiene ejemplos de características en un padre accesible. Marque mentalmente las oraciones que mejor lo describan a usted. Un padre accesible y abierto con sus hijos/as debe:

  • Demostrar respeto, valor y amor a sus hijos/as.
  • Se da cuenta que toda situación difícil no es una crisis.
  • Quiere comunicarse pero no espera tener las respuestas correctas.
  • Saber que la parte más importante de la comunicación es escuchar.

Además, un padre accesible:

  • No se ríe cuando el hijo/a le hace preguntas aunque la pregunta sea un poco graciosa.
  • No espera ser perfecto y reconoce que admitir sus errores es una lección con mucho valor para el hijo/a.
  • Algunas veces se siente apenado sobre la sexualidad, pero usted reconoce la incomodidad y se la explica a hijo/a.

Es más probable que los hijos/as hablen con un padre accesible para ellos/as. Si usted marco mentalmente las oraciones, considérese un padre accesible.

Forme Puentes

Las siguientes técnicas han ayudado a otros padres a mejorar la comunicación con sus hijos/as:

Descubra y explique por qué el hablar sobre la sexualidad puede ser difícil. Hay muchas razones por las cuales un padre titubea al hablar sobre la sexualidad. El padre podría sentir pena, no tener confianza para contestar las preguntas, tener miedo en que hablar de sexualidad puede apresurar las actividades sexuales, sentirse incomodo en compartir la información con su hijo(a) pensando que ellos no están listos para escuchar información sobre la sexualidad o por sus valores familiares y creencias no cree que tenga que hablar sobre el tema.

Considere lo que puede pasar si no habla con su hijo/a sobre la sexualidad. Si su hijo(a) no aprende sobre la sexualidad desde que está en su casa con sus padres el (ella) aprenderá sobre la sexualidad en otros lugares como por ejemplo: amistades, revistas, televisión y otra fuente. Esta información puede esta incorrecta y confundir a su hijo(a) e inclusive poner un conflicto sobre las creencias y/o valores que usted tenga como padre. Las investigaciones confirman que niños(as) que están desinformados, están en un mayor riesgo de empezar actividades sexuales muy temprano en sus vidas y estar en riesgo de alguna enfermedad transmitida sexualmente (ETS) como lo es el sida, algún embarazo no deseado, la explotación sexual y hasta abuso.

Enfóquese en sus metas. Aunque usted se sienta incomodo hablando sobre la sexualidad, piense que el propósito de estas conversaciones con su hijo/a son normalmente para contestar preguntas, eliminar el miedo y darle confianza a su hijo/a y a usted sobre el tema de la sexualidad.

Planee como responderá las preguntas. La mayoría de los padres que se sienten incomodos hablando sobre la sexualidad, les ayuda el planear lo que van a decirles a sus hijos/as y cómo contestaran sus preguntas. Cuando su hijo/a haga una pregunta o haga algo que resulte en el momento apropiado para enseñarle algo, Puede encontrar útil el siguiente formato de tres pasos que está a continuación:

1. Asegúrese de entender la pregunta de su hijo/a. Si no tiene muy clara la pregunta podría preguntarle como por ejemplo: ¿Qué quieres decir…? O ¿Quieres saber sobre…?

2. Descubra por que su hijo le hace esa pregunta. Pregúntese a sí mismo: ¿Esta mi hijo/a tratando de:

  • Verificar la información?
  • Asegurar que él o ella es normal?
  • Probar su conocimiento como padre?
  • Explorar sus propios valores?
  • Satisfacer su curiosidad?

3. Después que usted decida lo que le dirá, sea lo más breve y simple posible.

Responda inmediatamente a las necesidades que tiene su hijo/a de saber y aprender. No importa si su hijo/a le hace una pregunta en un momento difícil, lo mejor es contestarla enseguida aunque sea breve. Siempre puede continuar la conversación luego sé que haya tenido tiempo en componerse o cuando tenga más privacidad para hablar.

Esté al tanto de sus expresiones y gestos. La manera en que usted conteste también le ensaña algo a su hijo sobre la educación de la sexualidad. Recuerde sonreír, y recuerde que tener buen sentido de humor ayuda la comunicación.

Tome la iniciativa, si es necesario. Si a los 6 años su hijo no le está haciendo preguntas, es su responsabilidad como padre el traerle el tema sobre la sexualidad en su hijo/a. Recuerde mientras más pronto empiece a educarlos, más fácil será para ellos/as entender sobre este tema.

Reciba y dé apoyo. Hable con otros padres a ver cómo les va con el mismo tema. Averigüe sobre programas de educación sexual ofrecidos en la escuela, alguna organización religiosa o grupo comunitario de su preferencia.

Si tiene cualquier preocupación sobre el desarrollo de su hijo/a, hable con su médico o enfermera, algún miembro de su familia que conozcan sobre este tema u otros padres. Solicite ayuda si desea informarse mejor y también ideas en cómo mantener una relación y comunicación sana con su hijo/a. Con el apoyo de otros puede ayudarse usted como padre y por ende explicarle a su hijo/a a pasar por el proceso incomodo e inseguro de lidiar con la educación sexual.

Back to Top